¿y si mi abuela tuviese ruedas?

¿Y si mi abuela tuviese ruedas?

carlesmarcos Artículos 2 Comments

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

…Pues seguramente sería una bicicleta. Nos ocurre a menudo cuando miramos al pasado pensando en aquello que pudo ser y no fue, cuando nos encontramos con aquellas oportunidades perdidas que caen en el lamento por haberlas dejado pasar. Son esos momentos cuando has de tomar una decisión, algunas veces con éxito y otras con “fracaso” en las consecuencias. La vida es tomar decisiones y en muchos momentos con cierto riesgo, pero hay que tomarlas y no vale en el a posteriori tener ese pensamiento tan recurrente de ¿Y si…?!!!!!!!.

Y es que tenemos muchos ¿Y si…? en nuestra cabecita que nos impide avanzar. Tendemos a fustigarnos por lo que pudo haber sido y encima lo empeoramos con la comparativa que nos creamos al ver a otras personas que tomaron la decisión que tu percibes como correcta con lo que se nos aviva esa emoción tan tóxica como la envidia. Pero claro, nosotros queremos estar bien con nosotros mismos y tener alguna excusa a la que responsabilizar para poder estar en paz, y entonces…¡oh, ya lo tengo! Siempre nos puede quedar ese “la vida es así” y lo peor, en el caso de que hayas tenido éxito  te vas al “he tenido suerte”. ¡Ay! vamos mal cuando no recurrimos a la responsabilidad de nuestra persona.

Sin duda la opción más saludable es asumir esa responsabilidad de la que hablo. Caer en que todo lo que nos pasa es por culpa del destino es un gran error que hace ampliar nuestra zona de confort. ¡Ya sabéis! Hay cosas que tu no puedas controlar en esta vida, pero ¿y las que sí? Mucho del destino se lo fabrica uno a base de esfuerzo y talento y está claro que algunas veces salen las cosas y otras no.

Esa inquietud por lo que pudo haber sido también nos afecta sin duda para el futuro próximo. Los errores del pasado nos paralizan en las decisiones futuras. Cambiar de trabajo, de residencia o de pareja, por poner claros ejemplos, cuando has llegado a la conclusión por innumerables experiencias negativas que es la mejor solución, no lo llevas a la práctica y prefieres tomar la decisión de tumbarte en el sofá y dejar la vida pasar.

Y es que pensar en ese pasado puede producir algo peor que es caer en el catastrofismo del futuro. Un pequeño error o traspiés que te ocurrió en tiempo pretérito, hace que se convierta tu pensamiento en un conjunto de amenazas constantes relacionadas con paisajes dantescos. ¡Y ya sabes! Si crees que las cosas te van a ir mal, te saldrán mal. ¡Me juego algo!. Te planteo algo sencillo. Cuando te ocurra algo parecido con tus ¿Y si hubiese hecho esto? o ¿Y si sucede tal cosa? centrate en las siguientes premisas…

-Olvida lo que pudo ser y no fue

-Convierte tu experiència pasada en un aprendizaje

-Lo que es… es y no lo puedes cambiar

-Vive el aquí y el ahora con lo que eres y tienes

-Se proactivo y haz que las cosas pasen.

¡Y tú! ¿Te arrepientes del pasado y también tienes pensamientos catastrofistas para el futuro?

El vídeo de la semana tiene que ver con el atrevimiento…

¡Os deseo un feliz día! ¡Nos vemos en facebook, Twitter o en Linkedin…!!! Y si queréis likear, retweetear y sharear, ¡no lo dudéis…! ¡yo agradecido!

 

 

Comments 2

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *