¿Por qué las chicas no pagan en las discotecas?

carlesmarcos Artículos 3 Comentarios

Históricamente se ha dejado a la mujer de lado. Un ejemplo que aún se ve en el día a día en nuestra sociedad es la ausencia de liderazgo por parte de mujeres en las organizaciones. Son esas injusticias que no se entienden. Dicen que se ha avanzado mucho, pero quien más quien menos, sabe que aún estamos a medio camino y hay que dar especial énfasis al trabajo educativo que se hace con los menores tanto en casa como en las escuelas, para que los niños y niñas del mañana eliminen esa cantidad de prejuicios y estereotipos que aún tenemos actualmente.

Hace unos días se celebró el día internacional de la mujer trabajadora, y me hace especial ilusión compartir con vosotr@s un artículo relacionado con el tema, escrito por la psicóloga, y muy querida por mi, Yolanda Mambrilla. Ella trabaja con adolescentes desde hace años y nos explica su visión de la situación actual.

“Hace unos tres años, en el instituto, formé parte de un grupo de trabajo dirigido por la profesora Amparo Tomé, profesora de Sociología y asesora en temas de coeducación, con el objetivo de mejorar las relaciones entre chicos y chicas desde el respeto y la igualdad  y desde una perspectiva coeducativa. Desde entonces todo lo veo diferente, es curioso como un espacio de  intercambio, de reflexión puede hacer que todo lo que te rodea empieces a verlo desde otra perspectiva, la del género.

La escuela tiene un papel fundamental en el crecimiento de las personas, lugar donde se dan múltiples formas de relación  y es en la escuela donde se deben educar estas relaciones, desde la confianza, el respeto y la igualdad. El cómo se organizan los grupos de clase, la planificación de las actividades del aula,  los materiales que se utilizan…y la dinámica en general del día a día son elementos que hay que priorizar y analizar des de la perspectiva coeducativa.

Estaremos de acuerdo que en el contexto educativo un objetivo debe ser el cambio de actitudes y muchas de éstas vienen de las dinámicas familiares. Como ejemplo, el pasado miércoles en ética y hablando de las responsabilidades de casa, quién hace qué en casa, de una lista de tareas varias, me encontré con una situación curiosa. Un grupo, muy reducido, pensaba que las actividades de casa, las que según la publicidad nos gustan tanto y por eso salimos contentas en todas las imágenes,  las hacemos mejor las mujeres  y por eso no hay que dejar que lo hagan ellos. Si queremos igualdad, hay que hacer evidentes las desigualdades y poder llegar a esas mentes con modelos tan arraigados que cuestan de cambiar. Por suerte, en la mayoría del grupo, se pusieron en evidencia modelos familiares no tan estereotipados y con modelos masculinos que sí realizan tareas en casa y que también se encargan del cuidado  de sus hijos e hijas.

En el contexto educativo, en casa, parece que todo está más o menos controlado o por lo menos hay una familia y docentes  que en la mayoría de casos están de acuerdo, pero  aparece la presión social. Tienes 13 años y ves a tu hija cantando canciones de un tal “Porta”, rapero él,  cuyas letras son lo más repulsivo que mujer y hombre puede escuchar.  Mis alumnas de 15 años lo tienen claro  y no reproduciré los gestos que acompañaban a la cantidad de palabras despreciativas hacia el cantante, pero niñas de 13 años no lo ven así y la cantan demostrando su feminidad a costa de permitir que alguien destruya eso que son, mujeres.  Luego, en las discotecas seguimos como hace veinte años, las chicas no pagan, sólo los chicos. Reconozco que yo con su edad en ningún momento fui consciente de esta situación,  pero hay que hacerlo evidente, se reduce a las mujeres  a un objeto de reclamo de los hombres y caemos de cabeza en todo: la presión de la moda, del cuerpo, el amor romántico, buscar la media naranja, sin ti no soy nada…y un sinfín de mitos que nos siguen acompañando.

Hay mucho todavía por hacer y no hay que pensar que es un tema de la adolescencia, la identidad se construye desde bien pequeños. Todavía recuerdo cuando llegó mi hija con “la maleta viajera” en primero de primaria y uno de los libros era “Els prínceps blaus destenyeixen”(Los príncipes azules destiñen). Pensé que había sido acertada la elección de este libro y cómo desde pequeños se puede evitar el reproducir esos modelos tan dañinos  de la princesa que espera a su príncipe  y que en un futuro puede hacer que ese príncipe no sea realmente lo que ella espera.

Me gustaría hacer evidente otra realidad, hay muchas chicas con expedientes académicos muy altos que luego no aparecen en las estadísticas de mujeres con poder empresarial…¿qué ocurre por el camino?. La respuesta es fácil: los salarios de las mujeres siguen estando por debajo que el de los hombres en igual puesto, la conciliación familiar, los recortes en dependencia, sin ayudas de comedor…todo esto trae un retroceso en el camino a la igualdad.

Las mujeres llevamos mucho tiempo organizando, mandando, según los ojos de quién lo mire, y hemos desarrollado una competencia para las organizaciones que no todos tienen. A lo mejor no estamos en lugares de dirección pero sí en muchos puestos de coordinación, de mandos intermedios, …Durante mucho tiempo hemos llevado “el peso” de casa, del trabajo, la familia y eso se nota.

“No se nace mujer, se llega a serlo” Simone de Beauvoir

¡Gracias Amparo! ”

Comparto un vídeo  relacionado con el día internacional de la mujer…

 

 

Comentarios 3

  1. Siiiiiii… Tòt això, i més! Sempre demostrant que som vàlides per tot, i més. Intel·ligents, treballadores, netes, bones mares, bones esposes, bones filles, bones gendres, boniques, bones conductores, … i un llarg etcètera.
    El pitjor dels estereotips de gènere, és a la conclusió a la que arriben molts homes, companys de vida o companys de feina: -No es pot parlar amb ella, està tot el dia enfadada i cridant, … segur que li ha de venir la regla.-
    Bé. Res més. Podríem parlar molt del tema, però us recomano la feina de 1erESOC del Institut Lluís Vives:
    http://www.illuisvives.cat/archivo-arxiu/img/fotos/1r-deso-c-celebra-el-dia-internacional-de-la-dona-treballadora

  2. Gracias

    —– Hombres pagan, mujeres no: ¿discotecas o prostíbulos? —–

    Creo que en muchas discotecas sólo pagan los caballeros (que no sean amigos del dueño, del vigilante de la entrada, etc.), mientras que las damas entran gratis. ¿No convierte esto a las discos en lupanares?

    Merece la pena leer http://blog.victorcorbacho.com/2011/01/21/las-discotecas-fomentan-la-discriminacion-de-genero-amparadas-por-la-administracion/ y sus propias páginas enlazadas.

    Se puede opinar libremente y sin estar registrado en http://www.adslzone.net/postt343659.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *