El reto de mejorar mi autoestima

carlesmarcos Artículos Hacer un comentario

Si quieres que te respeten, tienes que respetarte, si quieres que te reconozcan has de reconocerte, si quieres que te quieran tienes que quererte … ¿Os suena?. Si os suena, porque seguro que alguna vez nos hemos encontrado con ese momento bajo que no sabemos que hacer “con nuestra vida” y pensamos que no hay salida. Seguro que lo ves todo negro y ni te sirve esos grandes consejos que te dan los tuyos. “Haz esto y haz lo otro”. Lo ven desde su mapa particular y “por supuesto” lo que le va bien a ellos le va bien a tu mejor amig@, pero esos consejos no hacen más que empeorar porque piensas, “y cómo es posible que yo no pueda salir de esta”.

Antes de escuchar esos “grandes consejos” has de realizar otras cosas que seguro que vienen desde la reflexión. La autoestima es el primer paso para conseguir lo que queremos en esta vida y es lo que has de cuidar en primer lugar. Estamos en muchas ocasiones por los demás y nos olvidamos de nosotros mismos. Ese punto de egoísmo es importante y hemos de ser conscientes. Comparto un extracto de un artículo titulado Cómo Podemos mejorar la autoestima en 16 Ejercicios aparecido en la web Recursos de autoayuda.

“Si deseas aumentar tu autoestima necesitas desafiar y cambiar algunas creencias que tienes sobre ti misma/o. Esto puede parecer una tarea imposible, pero hay un montón de maneras diferentes de lograrlo.

Vamos a ver a continuación estos 16 ejercicios que podemos realizar para mejorar la percepción que tenemos de nosotros mismos.

1) Hacerte voluntario o colaborar con aquello que te identifiques.

El instituto canadiense de investigaciones afirma que la pertenencia a un grupo con el que te sientes identificado mejora tu autoestima, ya sea apuntarte como voluntario en una residencia de ancianos, ayudar en las tareas de voluntariado de cualquier ong,…etc.

El sentirte miembro de una comunidad en la que colaboras gustosamente puede marcar una gran diferencia en tu vida.

2) Identificar tus creencias negativas.

Si quieres mejorar tu autoestima es importante identificar cuáles son tus creencias negativas sobre ti y de dónde proceden.

Este paso podría ser un proceso difícil por lo que es importante que te tomes tu tiempo. Puedes pedir a un amigo o familiar que te ayude, pregúntale cómo te ve, qué inseguridades nota.

Puede ser útil contestar a esta serie de preguntas:

– ¿Cuáles crees que son tus debilidades o fracasos?

– ¿Qué cosas negativas crees que otras personas piensan de ti?

– ¿Cómo te describirías?

– ¿Cuándo empezaste a sentirte mal?

– ¿Puedes identificar una experiencia o suceso que podría haber causado esta sensación?

También es útil darse cuenta de aquellos pensamientos negativos que asaltan nuestra mente sin darnos cuenta. Son pensamientos automáticos. Puede que alguien no te salude por la calle y pienses: “A la gente no le gusto”. Date cuenta de este tipo de pensamientos para poder cuestionarlos y cambiarlos.

Una manera de cuestionar estos pensamientos es escribir pruebas que desafían esas creencias y comenzar a explorar otras explicaciones de la situación. Por ejemplo, si piensas que la gente no te quiere, puedes comenzar a registrar las situaciones que muestran un patrón diferente:

– Mi madre me llamó por mi cumpleaños.

– El vecino no me ha saludado pero me he fijado que no saluda a nadie.

– Tuve una conversación muy agradable con mi compañero de trabajo.

Son pequeños ejemplos pero a medida que tu lista se hace más grande conforme avanza el tiempo podrás empezar a cuestionarte esa creencia negativa.

3) Ejercicios de pensamiento positivo.

Hay muchas técnicas que pueden ayudar a pensar más positivamente acerca de uno mismo.

Este simple ejercicio es un ejemplo:

Haz una lista de varias cosas que te gustan de ti, podría incluir:

– La cualidad física que más te agrade: por ejemplo, tengo una bonita sonrisa.

– Una cualidad de la que estés orgulloso/a: por ejemplo, soy paciente.

– Acciones positivas que haces: por ejemplo, hacer voluntariado.

– Habilidades que tienes: por ejemplo, soy muy metódico.

Tómate tu tiempo, puedes hacer la lista durante varias semanas. Tu objetivo es hacer un listado de 50 cosas diferentes. Pon esta lista en un lugar visible para ti y échale un vistazo cada día. Si estás preocupado/a por un evento que se aproxima, como una entrevista de trabajo, tómate el tiempo necesario para leer toda la lista y demostrarte a ti mismo/a que tienes mucho que ofrecer.

4) Márcate un reto que realmente puedas lograr.

Comienza con algo relativamente pequeño pero que tenga sentido para ti. Por ejemplo, podrías decidir que va a escribir una carta a tu periódico local o apuntarte a clases de baile, informática,…

Háblale a alguien sobre el reto y cuando lo hayas logrado, acepta sus alabanzas  A continuación, establece otro reto un poco más difícil, por ejemplo, organizar una cena con antiguos compañeros de colegio o intentar formar un grupo de amigos con tus compañeros de clases de baile.

5) Ser asertivo.

Ser asertivo no significa ser agresivo o comunicarse de un modo brusco. Ser asertivo te ayudará a ganar confianza en ti mismo/a.

Comunicarse de forma asertiva implica una adecuada postura corporal, llena tus pulmones de aire, levanta la barbilla, estírate, siéntete ágil. Esta postura corporal te ayudará a comunicarte de una manera más firme.

Este tipo de comunicación asertiva debería impartirse de forma reglada en todos los colegios para aumentar la confianza de los alumnos. Hay también varios libros de autoayuda que hablan sobre este tipo de comunicación.

6) Alejarte de las personas tóxicas.

Tus problemas de autoestima pueden ser debidos a personas cercanas a ti que estimulan tus creencias negativas. Son personas crítica, tóxicas, vampiros de energía.

Es importante controlar este tipo de personas en tu vida pues pueden minar gravemente tu autoestima. Hay que tomar medidas para que dejen de ser tan tóxicas para ti. Tal vez puedes ser más asertivo/a (véase más arriba) o como última opción limitar el contacto con las mismas.

Trata de relacionarte con gente positiva y con la que te sientas cómodo/a. Gente que te escuche, te valore y te haga reír.

7) Busca alicientes que te hagan sentir bien en tu trabajo.

Es importante que te sientas bien en tu trabajo. Si no dispones en estos momentos de un empleo puedes realizar actividades de voluntariado que te ayudarán a construir tu confianza de nuevo.

8) Practica tus aficiones preferidas.

Esto podría abarcar desde el aprendizaje de un idioma, cantar, clases de pintura…

Piensa cuál es tu habilidad natural o lo que siempre has querido probar. Trata de encontrar actividades que no te supongan un esfuerzo excesivo para poder ir reconstruyendo tu confianza poco a poco.

Si puedes apúntate a un curso de algo que verdaderamente te gusta y de esta forma estará cumpliendo con lo que hemos comentado en el punto número uno.

9) Hacer ejercicio con regularidad.

La actividad física es buena para la salud mental y se ha demostrado que mejora la autoestima de las personas y la sensación de bienestar. Caminar 1 hora diaria a buen ritmo puede ser un buen comienzo.

10) Trata de dormir lo suficiente.

Los problemas de sueño pueden tener un serio impacto en la calidad de vida de las personas. Afloran los sentimientos negativos, reacciones exageradas, irritabilidad y pérdida de confianza.

11) Comer de forma saludable.

Comer de forma saludable tiene un impacto positivo en su salud física y mental. Comer una dieta bien equilibrada, comidas siempre a la misma hora o beber mucha agua te ayudarán a sentirte más saludable y feliz.

12) La atención plena o mindfulness.

La atención plena o mindfulness es una manera de prestar atención al momento presente utilizando técnicas como la meditación, la respiración y el yoga.

Se ha demostrado que ayuda a las personas a tomar conciencia de sus pensamientos y sentimientos resultando más fácil manejarlos.

13) Recibe con alegría los elogios y comentarios positivos que otras personas hagan de ti.

Muchas personas no se creen merecedores de dichos elogios o simplemente los eluden porque no quieren defraudar ni crear altas expectativas sobre ellos.

Rechaza este tipo de comportamiento en ti. Recibe de buen agrado toda la retroalimentación positiva que recibas porque sin duda te la mereces.

14) Sé consciente de tu diálogo interior.

Seis de cada diez adolescentes con baja autoestima hablan mal de sí mismos. Frases como: “No sirvo para nada”, “Yo no soy así”, “Esta me va a ganar”, “No van a tener en cuenta mi opinión”, “Soy débil”… resuenan en la mente de las personas con problemas de autoestima.

Lo primero que tienes que hacer es ser consciente de estos pensamientos negativos y detenerlos para después sustituirlos por pensamientos mucho más poderosos del tipo: “Soy muy bueno/a en…”, “Nadie me gana en…”, “X personas me aman con locura”, “Con esfuerzo puedo lograr todo lo que me proponga…”

15) Establece expectativas realistas.

No pienses que por ejemplo vas a llegar a una fiesta de cumpleaños y vas a ser el alma de la fiesta si eres una persona tímida. Esto vale tanto para tener expectativas demasiado altas (irracionales) como para tener expectativas demasiado bajas (“seguro que voy a X sitio y todo el mundo me va a criticar”).

Si quieres más información o necesitas ayuda específica puedes dejar tu comentario al final de este artículo y con gusto trataré de ayudarte.

16) No intentes ser perfecta/o.

La perfección no existe, es una quimera. No intentes agradar a todo el mundo porque es literalmente imposible. No intentes ser bueno/a en todo porque no destacarás en nada. No intentes asumir todas las responsabilidades porque acabarás destrozada/o psicológicamente.”

Comparto un vídeo ya publicado en el blog que describe lo escrito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *