board-928386_1920-e1479109113134

¿Al trabajo? ¡Meado y motivado de casa!

carlesmarcos Artículos Hacer un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¡Ay, pues no lo sé!  Y es que en el tema de la motivación hay teorías mil, y pregúntate a cual te coges. Un día de estos planteamos el tema, ¡No es fácil!. Pero partamos de lo básico. En formaciones que realizo a directivos es la eterna pregunta, ¿Dime como motivarles? Entendiendo ellos que esto es como un curso de informática que apretando un botón todo se arregla y no sabiendo (“armas de cantaros”como dice mi madre) aquello que si tú cambias es posible que el resto también cambie, ¡pero empieza por tí!. Es el pez que se come la cola , unos dicen es que no estoy motivado aludiendo en ese fondo inconsciente a que no le motivan y el otro, el mando, se pregunta como motivarle…

¿¿¿Pero dónde está ese punto de automotivación???? ¡Si, ya lo sé!, te encuentras con verdaderos “capullos” como mandos en muchas ocasiones y ante eso….simplemente ¡ánimos, muchos ánimos!, pero planteate también ese punto tuyo del cual tú y solo tú eres responsable. ¡¡¡Píllate un emocionómetro!!! (Sí, me ha dado por inventar cosas) de venta en las mejores personas que se conocen mínimamente y pregúntate que temperatura emocional tienes en tu día a día y a distintas horas. No puede ser que te levantes  a las 6 de la mañana con un un 5  (la temperatura va de 0 a 10 y el que lo calibra eres tú, y solo tú), despiertes a los chavales a las 7 y bajes a un 2, te tomes un café y subas a un 4, les pongas el desayuno y no les guste los cereales a los tuyos y bajes a un 2, les metas prisa y salgas corriendo de casa y ¡¡¡uff!!!! estás en un 7 (por fin). Llegas a la puerta del “cole” y hablas con ese papá o/y mamá que te quita la energía y te bajan a un 2, y para rematar la faena entras en el curro veinte minutos después y ves que están los mismos “cabrones” de siempre. ¡Al 0 patatero directamente!, y ahora …¿te preguntas que quién me motiva?. ¡Ah, y claro!, a lo largo del día vas subiendo o bajando según el cliente, proveedor, usuario, etc y si le ponemos encima que ayer perdió el Barça o el Madrid según tus gustos futboleros, ya no te digo nada. ¡Estás hecho una mierda, definitivamente! y tu jefe aún preguntándose en el curso que qué hace y yo con serios problemas para convencerle.

Definitavamente, nuestra temperatura emocional la dejamos a expensas de lo exterior y así difícilmente uno puede encontrar ese punto de automotivación, Cómo diría aquel, ¿Cómo es posible que haya gente que con grandes problemas se levante de la cama y diga “¡Uala, un nuevo día!” y otros que por problemillas vulgares no analizados en su contexto diga “¡Buá, otro día más!”.

Yo no soy quien para dar consejos para tener ese punto de motivación personal sin duda imprescindible, porque la reflexión está en vosotros y sabéis en el fondo que la clave de la cuestión es hacer consciente lo inconsciente y eso es lo que uno ha de atreverse a plantear para tener esa temperatura moderadamente alta y aún a expensas de lo externo que siempre caerá, sin duda.

-Aprende a disfrutar de las pequeñas cosas que nos ocurren en nuestra vida y que nuestro “a salto de mata diario” nos lo impide. ¡Sí , son muy pequeñitas las que te causan felicidad!. Es un primer paso, algunas de ellas serán físicas o emocionales. Haz un listado, ¡te sorprenderías…!

-¡Planteate metas que te pongan, pero que te pongan de verdad!. Es una ayuda inestimable. No dejes que la vida tome decisiones por tí…La vida son 4 dias y vamos por el tercero. ¡Ponte en marcha ya!. Planteate objetivos que te molen y que superen esos gaps externos que en algunos momentos te ponen malo.

-¡Ep! Y no te olvides de lo externo, pero de lo positivo.! ¡No seas burro y aprovecha lo que hay! Busca también recursos exteriores. ¡¡¡Sí!!!! Desde la meditación hasta el running…pasando por los “amigotes”, esos hobbys o costumbres que siempre estuvieron pero que olvidaste desde tu estrés particular.

¡¡¡Y ya sabes, si eres seguidor de este blog, manda a tomar morcillas esos pensamientos rumiantes y vigílalos!!! ¡¡¡Son chungos, muy chungos!!!! Cuando te duches intenta limpiarlos pero al loro, ¡¡¡dúchate bien!!!! No con tus pensamientos tóxicos, sinó con esa idea de ¡hasta luego Lucas!.

¡Apa! Otro dia continuamos con esa motivación que te aportan o no los de arriba, interesante también!!!!. ¡Disfruta de los buenos momentos que te dan energía!…¡Ahí va el vídeo de la semana!

¡Os deseo un feliz día! ¡Nos vemos en facebook, Twitter o en Linkedin…!!! Y si queréis likear, retweetear y sharear, ¡no lo dudéis…! ¡yo agradecido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *